Se refiere al reemplazo estético del ojo, por la falta total o parcial del mismo, en personas que han sufrido un traumatismo ó enfermedad grave en dicho órgano que ha obligado a su extirpación. Su uso es externo y es manejada por los mismos usuarios. En la actualidad la mayoría de las prótesis oculares se fabrican con un material conocido como el polimetilmetacrilato (PMMA) y, en menor medida con resinas de fotocurado.
Según la definición de la A.S.O. (Sociedad americana de Ocularistas) un ocularista es un técnico cuidadosamente entrenado experto en el arte del armado, formación y pintado de las prótesis oculares. Además de crear la prótesis, el ocularista demuestra al paciente cómo manejarla y el cuidado de la prótesis, y proporciona cuidado a largo plazo a través de exámenes periódicos.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

PROTESIS OCULARES
ADAPTACION AL PACIENTE

Los fundamentos para su colocación son los siguientes:
Sobrellevar el trastorno psicológico que en la mayoría de los casos ocasiona la pérdida de un ojo.
Ayudar a resolver el problema estético.
Prevenir el hundimiento palpebral y restablecer los movimientos de los párpados.
Evitar que se deforme o se cierre total o parcialmente la cavidad orbitaria en especial en los niños, ya que el crecimiento de la misma se realiza por estímulo directo del globo.

 


TIPOS DE PROTESIS:
Prótesis ocular simple: Su nombre está dado por su espesor y su fabricación se realiza a partir de un iris pintado a mano. Se adaptan mayormente en los casos de enucleación y su espesor depende de la profundidad de la cavidad orbitaria (espacio dejado por la extracción del globo ocular).
Cascarillas cosméticas: Estas difieren de las anteriores en su espesor bien delgado y son pintadas sobre el mismo material. Se indican en casos de que el paciente tenga el ojo aunque retraído (phtishis bulbis) ó cuando una lente de contacto cosmético no tenga posibilidades de adaptación.

Al comenzar la adaptación de prótesis, el ocularista debe prestar atención a diversos aspectos: el trato con el paciente, la verificación del estado de la cavidad, la toma de medidas y la evaluación del resultado final
Es importante explicarle al paciente detalladamente cada proceso y ser bien claro cuando haya algún detalle que técnicamente no pueda ser mejorado con la prótesis; porque si la persona entiende que tipo de trabajo se le realizará, es muy probable que preste una buena predisposición para el éxito de la adaptación y así lograr un resultado satisfactorio en su estética final.

Molde de la cavidad: Para elegir la medida del molde de la prótesis se puede realizar por 2 sistemas.
Toma de impresión: con ésta técnica se logra una copia fiel de la cavidad del paciente, mediante un procedimiento similar a las impresiones para toma de molde de los dientes.
Visualización ó técnica empírica: consiste en una exhaustiva observación de la topografía de la cavidad y utilizando una prótesis de diagnóstico se busca lograr un contramolde de la cavidad y estudiar cómo aprovechar el movimiento al máximo con la pieza protésica, con la ayuda del uso de la cera para corregir anomalías de la cavidad. Se debe realizar por un ocularista experto, caso contrario sus resultados pueden no ser muy eficaces.

Cuando se considera que se ha concluido el trabajo de la prótesis definitiva, debe reunir los siguientes requisitos:

• Apertura de los párpados similar en ambos ojos.
• Surco orbitario superior conformado, observando con cuidado que la apariencia estética del lado de la prótesis quede más abierta que el ojo sano.
• Desplazamiento lateral de la prótesis acorde con el movimiento de la cavidad.
• Observar que el color del iris, la esclera (parte blanca) y los vasitos sean iguales al ojo sano.
Cuidados: Se recomienda retirar la prótesis todos los días para limpieza de la cavidad y/o el ojo, pero esta indicación no es general para todas las personas porque algunas cavidades son más sensibles que otras y el hecho de remover diariamente la prótesis puede producir mayores molestias; el oftalmólogo ó el ocularista orientarán al paciente sobre cuál es la mejor indicación para cada caso en particular.
Cuando el ojo ha sido enucleado las indicaciones acerca de si dormir ó no con la prótesis varían de un paciente a otro, no habiendo una regla fija para todos; aunque se pueden encontrar distintas opiniones de profesionales sobre este punto, no existen trabajos científicos que avalen la conveniencia de una u otra recomendación.
En caso de optar por retirarla diariamente, por lo general se puede habituar hacerlo durante las mañanas en el momento de su aseo personal y también antes de ir a dormirse.
Nunca se debe retirar la prótesis por varios días ya que la cavidad se puede contraer y al intentar colocarse la misma puede presentar dificultades para hacerlo o no lograrlo.
Para la limpieza de la prótesis se puede utilizar los líquidos para lentes de contacto flexibles ó de gas permeable, que pueden ser un limpiador y humectante ó un multipropósito que cumple ambas funciones de limpieza y humectación.
Durante el día es importante mantener una buena lubricación mediante la instalación de un colirio ó gel humectante, debido a que éstos tienen una acción más duradera que las gotas.
Es importante tener en cuenta que es común que aparezca una secreción (similar a una “lagaña” espesa), que no debe alarmar la paciente dado que al principio se puede considerar normal su aparición. Cuando aparezcan cuadros de resfrío o gripes esta secreción puede incrementarse.

EVALUACION FINAL